Estas galletas son especial para una picada o para saciar las ganas de algo salado.

Puedes hacerlas para la ocasión que quieras, y hasta hacer en gran cantidad y guardarlas en un recipiente hermético.

Ingredientes:

250 gramos de harina común

10 gramos de levadura seca

4 cucharadas de agua tibia

25 cc de aceite neutro

1/4 cucharadita de azúcar

1 cucharadita de sal

Tendrás que comenzar disolviendo la levadura con el agua,  el azúcar y déjalo un rato hasta que comience a espumar.

Cuando tengas la levadura lista, en otro bol coloca la harina y en el medio la levadura junto con el aceite y la sal. Comienza a amasar hasta que te quede una pasta lisa y luego déjala descansar tapada por 30 min.

Precalienta el horno a unos 180°, mientras esperas que la masa descanse.

Cuando veas que a levado lo suficiente, desgasificarla y sepárala en pequeños bollos que tendrás que estirar y pinchar con un tenedor. Llévalas a una placa que si quieres puede estar un poco aceitada y déjalas allí por unos 15 min.

Si lo deseas también le puedes agregar a la masa semillas, queso rallado, hierbas o lo que desees.   Ahora a disfrutar!