Esta es una receta muy saludable para darles a los niños de merienda o cuando piden algo dulce para comer.

Ingredientes:

3/4 taza de mantequilla a temperatura ambiente

2/3 taza de azúcar granulada

1/3 taza de azúcar morena

1 huevo

1 cucharadita de vainilla

2 tazas de harina común

1 cucharadita de polvos de hornear

1/2 cucharadita de sal

1/2 cucharadita de jengibre en polvo

1 taza de zanahoria rallada en el rallador (como para ensalada), unas 3 medianas o 2 grandes

2 tazas de avena

Como siempre, antes debemos precalentar el horno. Para esta receta será a 180°.

En un bol mezclaremos la manteca junto con los dos tipos de azúcar hasta que quede blanca y cremosa.

Agregamos el huevo, la vainilla e incorporamos. Ahora agregamos la harina, el polvo de hornear, el jengibre y mezclamos hasta que se incorpore todo.

Por ultimo agregaremos la zanahoria,  la avena y terminamos de mezclar todo.

Con una cuchara de helado o una cuchara común, (también puede ser con las manos) vamos armando bolitas que pondremos en placa con papel vegetal o enmantecada. Una vez listas las llevamos al horno por 25 o 30 min, o hasta que los bordes estén dorados.

Una vez fuera del horno, las dejamos unos minutos en la placa y luego las pasamos a una rejilla hasta que se enfríen por completo.

Si quieres las puedes congelar en una bolsa hermética bien cerrada.