Cuando pruebes estas ricas cookies no vas a parar de comer. Son riquísimas y lo mejor de todo es que son muy fáciles de hacer.

Ingredientes:

200 de avena

Jugo de un limón

Una o dos cucharadas de jengibre en polvo o rallado

150 de coco rallado

150 de azúcar mascaba

Un chorrito de leche

Como siempre te digo, recuerda que antes de hacer cualquier receta tienes que poner a precalentar el horno (que en este caso es  a 180°).

Ahora vamos a integrar por un lado todos los ingredientes secos, y los húmedos por otro. Después los vamos uniendo a todos de a poco hasta que obtengamos una masa uniforme que no se pegue en los dedos.

Cuando esté lista ya podrás comenzar a hacer bolitas e irlas poniendo en una bandeja para el horno. Puedes ponerle un papel vegetal. Si no tienes papel puedes engrasar la placa con aceite o manteca.

Cuando las galletas estén listas, las llevamos al horno por unos 15 min. No te pases porque la idea es que queden crocantes por fuera pero súper tiernas por dentro.

Si no te gusta el limón, puedes hacerla con mandarina, naranja o el cítrico que te guste.